Xalapa, Ver., 25 de octubre de 2016.- Previo al IV Congreso Nacional de Manejo de Cuencas Hidrográficas, este día se llevó a cabo la presentación de los Planes de Acción de Manejo Integrado de Cuencas (PAMIC) como parte del Proyecto de Conservación de Cuentas Costeras en Contexto de Cambio Climático (C6).

En el evento, el titular de la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA), Víctor Alvarado Martínez, destacó la importancia de contar con instrumentos que permitan el manejo sustentable del agua y la funcionalidad de los servicios ambientales hidrológicos, así como el componente social de los que habitan esos territorios.

Luego de la presentación por parte del Instituto de Ecología y Cambio Climático (INECC), se abrió el panel de discusión entre representantes del sector ambiental estatal y federal, la Iniciativa Privada, la Academia y la sociedad civil organizada sobre los usos que podrían dar a esta herramienta.

Ahí, el servidor público dijo que los PAMIC incluyen el conocimiento ancestral y académico para el impulso de acciones inmediatas con horizonte a largo plazo, para trabajar en la consolidación de instrumentos financieros como el Fondo Ambiental Veracruzano.

Recordó que el FAV es un modelo que se desarrolló para responder a las necesidades de Veracruz, ya que el territorio está dividido en cuencas hidrológicas, por lo que impulsa proyectos con esta visión.

El PAMIC, agregó, permite contar con un esquema para alinear las inversiones, a fin de ayudar a la sociedad civil organizada y a los habitantes de las regiones donde se concentra la riqueza natural, como se hace a través del Fondo Ambiental Veracruzano, que apoya 72 proyectos con recursos del orden de más de 60 millones de pesos, presupuesto mayor al de la SEDEMA.

Uno de los beneficios es ayudar a comprender la dinámica económica de los principales factores de cambio de uso de suelo, para obtener resultados que incentiven la colaboración de los sectores consultivos de los servicios ambientales, ya que se busca desarrollar modelos de mayor impacto y participación económica para restar presión a los ecosistemas.

Alvarado Martínez recalcó que los ordenamientos ecológicos territoriales se pueden empatar con los PAMIC y que, mediante el modelo C6, se tiene que dar respuesta para el esfuerzo de implementar la agenda ambiental y agregar los instrumentos elaborados como parte de la política para abrir espacios de participación social y construir puentes.

El delegado federal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), José Antonio González Azuara, señaló que los PAMIC son de gran utilidad como parte de la política pública para la conservación de las cuencas hidrológicas; el reto más grande es cómo apoyar a los dueños de los territorios y contemplar así la justicia social.

A su vez, el gerente de la Comisión Nacional de Forestal (CONAFOR), Martín Castillo Calipa, indicó que se tienen dos estrategias importantes en las cuencas: restauración de un millón de hectáreas en el país, de las cuales lleva 35 mil la entidad veracruzana; y la conservación. En el Cofre de Perote se han dotado de 7.3 millones de plantas, se impulsan 650 proyectos y se trabaja en más de mil ha, y en el Pico de Orizaba con ocho mil hectáreas.

El director de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), José Carlos Pizaña Soto, expresó que analizar los procesos ambientales, hidrológicos y sociales que se desarrollan en el territorio ayuda a tomar decisiones que permitan conservar la riqueza natural. Se trata, añadió, de hacer un proceso dinámico, de acciones que incluyan el componente social.