Teocelo, Ver., 23 de octubre de 2016.- Los Centros de Atención Múltiple (CAM) representan un espacio de fe, esperanza y apoyo a los padres de familia que requieren un servicio educativo para sus hijos con necesidades especiales y para ello se trabaja desde la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), afirmó el subsecretario de Educación Básica, Gaudencio Hernández González.
Lo anterior, en el marco del 15 aniversario de la Fundación del CAM María Enriqueta Camarillo, en este municipio, el cual fue reconocido por el Gobierno de la República con una mención especial dentro del Premio al Mérito Ecológico 2016, en la categoría Educación Ambiental Formal, por su contribución al conocimiento, aprovechamiento sustentable, protección y conservación de la diversidad biológica de México.
Acompañado por la subdirectora de Educación Preescolar Estatal, Yadira Petrilli Zilli, el servidor público reconoció el trabajo de los docentes que atienden a los niños que acuden al CAM. “Los Centros de Atención Múltiple hacen que los padres no se sientan solos, al contrario, se sienten fortalecidos, ya que los maestros representan la esperanza y la fe para todos esos niños y sus papás”.
En presencia de la alcaldesa, Ana Lilia López Banda, la jefa del Departamento de Educación Especial Estatal, María de los Ángeles Rueda Ortega, dijo sentirse parte de esta comunidad educativa, pues a lo largo de 15 años ha visto su consolidación, donde los padres de familia han sido un pilar fundamental al trabajo que día con día realizan los docentes con sus hijos.
La directora, Rosa Olivia Pozos Vásquez, subrayó la importancia que ha tenido el CAM María Enriqueta Camarillo para la región, pues antes tenían que trasladarse a Coatepec o Xalapa. “La idea de equidad educativa se plasma en este plantel, donde se ha consolidado una comunidad educativa logrando incluso que algunos de sus asistentes se puedan integrar a escuelas regulares”.
En nombre de todos sus compañeros, el alumno Alejandro Tlapa Martínez señaló que en el CAM han aprendido a leer, escribir, contar y los han enseñado a elaborar diferentes productos de repostería. “Estar aquí es encontrarnos día a día con muchas muestras de paciencia, amor y compañerismo”, afirmó, al considerar que en este espacio no sólo reciben enseñanza, sino que los preparan para la vida y los impulsan a seguir sus sueños y realizar sus esperanzas.
[Galería no encontrada]