• La Directora de la UVI participó en la mesa de trabajo que abordó el tema “Currículum para la ciudadanía intercultural”, actividad de la Cátedra UNESCO
Gunther Dietz, Edgar González, Mario Yapu y Shantal Meseguer

Gunther Dietz, Edgar González, Mario Yapu y Shantal Meseguer

Carlos Hugo Hermida Rosales

Xalapa, Ver. 25/10/2016.- Shantal Meseguer Galván, directora de la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI), declaró que el diálogo de saberes potencia el aprendizaje, ya que al entablar esta relación la enseñanza no proviene de una sola fuente de conocimiento sino de muchas, por medio del intercambio, lo cual supone relaciones más horizontales y mayor apertura.

La catedrática participó en la mesa de trabajo que abordó el tema “Currículum para la ciudadanía intercultural”, actividad perteneciente a la Cátedra UNESCO “Ciudadanía, Educación y Sustentabilidad Ambiental del Desarrollo”, realizada por el Instituto de Investigaciones en Educación (IIE) de la Universidad Veracruzana (UV).

En el evento, que tuvo lugar el 17 de octubre en el Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIH-S), también participaron Gunther Dietz, investigador del IIE, y Mario Yapu Condo, catedrático e investigador de la Universidad Mayor, Real y Pontificia de “San Francisco Xavier” de Chuquisaca en Bolivia; la moderación corrió a cargo de Edgar González Gaudiano, director del IIE.

Meseguer Galván expresó que en ocasiones existe mucho conocimiento que es validado por la cultura académica y grupos de científicos, pero no así por las comunidades.

Mencionó que la generación de conocimiento debe tener un impacto en las localidades en las que se lleva a cabo y no sólo favorecer al investigador, pues es preciso que exista una retribución de saberes y que por medio de ésta todas las partes implicadas salgan beneficiadas.

La Directora de la UVI aseveró que las políticas educativas deben cambiar el enfoque que considera a la universidad como distribuidora del conocimiento, y sustituirlo por otro que la vislumbre como una institución impulsora de sociedades de aprendizaje, que motive que existan grupos que generen aprendizaje para resolver sus problemas.

Inclusión cultural y justicia social

En la misma jornada, Mario Yapu manifestó que la política educativa de Bolivia es exigente y radical, debido a que este país ha avanzado de manera significativa hacia una transformación de estado que incluye el trabajo comunitario y la descolonización.

Enfatizó en que la política educativa de este país tiene como ejes la inclusión cultural y la justicia social, las cuales están reflejadas en la ley educativa aprobada en 2010.

El académico compartió que en Bolivia habitan pueblos indígenas con mucha fortaleza, lo cual crea una pluriculturalidad que afecta las identidades nacionales curriculares; destacó que esa nación cuenta con cuatro universidades nacionales indígenas para apoyar la educación intercultural bilingüe.

Enunció que la estrategia del Ministerio de Educación de Bolivia en la política educativa implica una transformación estructural del país, en la que convergen diferentes instancias gubernamentales.

Yapu Condo explicó que para desarrollar un sistema de educación intercultural, se requiere de la participación de áreas de actividades políticas, económicas y sociales, ya que sin este soporte paralelo no puede prosperar.

Comentó que el objetivo de la política educativa boliviana es crear una ciudadanía intercultural en la que las nuevas generaciones sean más sensibles a la apertura y no tengan prejuicios ni actos de discriminación, así como que presenten otro enfoque a la producción económica, que no esté basado en el sentido material, sino vinculado a la cosmovisión indígena.

“Se espera que la sociedad se transforme y la escuela sea un elemento fundamental en ello, lo cual traerá cambios positivos en todo el país”, concluyó Mario Yapu.