La pasión por el tejido y el fieltro de lana llevó a las diseñadoras Rocío Cortés y Ana Paula Alatriste a fundar en 2011, Déjate querer, microempresa dedicada a elaborar tapetes hechos a mano con diferentes materiales de bajo impacto ambiental.

“El textil en general habla de nuestro amor por el tejido y en ello encontremos toda una explicación cultural, social y amena. Te platica muchas historias”, comentó Ana Paula Alatriste.

La joven con estudios en diseño industrial aseguró que la lana de una oveja que tenía como mascota la llevó a descubrir las bondades de un material como el fieltro.

“Es un material muy noble, requiere poca energía, se desintegra y no genera contaminación. A las ovejas no los lastimas, les crece el pelo y es un proceso natural. Procuramos trabajar con productos naturales, hilo y fieltro”, dijo.

“Cuando entendimos su densidad, grosor, sabíamos que queríamos hacer un tejido, pero sin los mismos procesos de siempre. Se trata de hacer una reinterpretación del tejido y no está basado en un sistema tradicional”.

Sus piezas se caracterizan por ser ensambladas sin utilizar ninguna costura y en el que constantemente se está experimentado, entre un paraíso de patrones de colores y combinación de colores.

Están basadas en distintas plantas, corales y enjambres con colores oscuros, grises y primarios, en las que destacan los patrones geométricos.

“El trabajar con las manos te conecta. Tejer une y me parece increíble tener una plática y todo lo que se genera mientras hacemos un tapete. Trabajar con las manos hace que dejamos parte de nosotros”.

Rocío Cortés destacó que en poco tiempo, Déjate Querer ha logrado destacar a nivel nacional e internacional. Muestra de ello es el premio Quórum en 2012, el cual se entrega a lo mejor del diseño en sus diferentes ramas. También han participado en Design Week de Nueva York, siendo las únicas mexicanas en tener presencia en el evento.

Otro aspecto importante ha sido la colaboración con diferentes diseñadores como Ariel Rojo con quien elaboraron un llamativo  tapete con figuras de nopal verdes que realza la cultura popular mexicana.

“Utilizamos nuevos terminados y eso nos hace que sigamos. Muchos de estos proyectos los hacemos con interioristas y  a partir de las necesidades de clientes y espacios sacamos nuevos diseños”.

Las diseñadoras coincidieron en que México está en un muy buen momento en materia de diseño y cada vez existen más apoyos y lugares de exposición.

“En carreras como diseño en donde siempre está el valor de la innovación, al final tu propio juicio te limita y cuando te quitas eso te das cuenta que hay oferta para todo. Acercarnos a la gente que se dedica a esto nos ha ayudado a seguir por la línea correcta”, consideró Ana Paula Alatriste.

Para más información sobre Déjate querer, visita: dejatequerer.mx

Información: CGP

Multimedia

Puedes descargar el video

Deje un comentario