“La pintura lo es todo, es mi vida. Desde los tres años dije quiero pintar y no me he movido de ahí. De eso ya han pasado 87 años”, aseguró la artista plástica Silvia H. González.

Como un testimonio de los caminos que la pintora ha recorrido a lo largo de su trayectoria, el Museo Nacional de Ferrocarriles Mexicanos inaugurará el 24 de junio la exposición Trayectos.

Dividida en cinco núcleos temáticos, la muestra presenta los cambios progresivos en la manera de entender la pintura como materia y disciplina artística.

“Aborda un camino que estoy recorriendo desde hace muchísimo tiempo y lo seguiré caminando hasta que me de el cuero y hasta que pueda porque quisiera morirme con los pinceles en la mano”, dijo la artista de 90 años de edad.

Silvia H. González, quien actualmente dedica ocho horas diarias al quehacer pictórico, señaló que la materialidad ha sido un eje importante en su obra, caracterizada por sus formas sencillas y volumétricas.

“A veces voy por la calle, hay un pedazo de un muro descascarado y ahí hay un cuadro metido. Cuando veo algo derruido me gusta mucho. El desgaste de las piedras, el musgo, todo lo que es el transcurrir del tiempo predomina en mis cuadros”.

Consideró que su proceso creativo es cuidadoso y muy lento, de ahí que le lleve mucho tiempo pintar un cuadro debido a que implica hacer, destruir y rehacer.

“Siento que en realidad no debería firmarlo y debería seguir. Hay muchas cosas que empiezas a ver después que no te gustan. Durante todo el proceso el cuadro va cambiando y hay un momento en que el cuadro habla y te pide algo más”.

La pintora originaria de Italia, destacó que exponer en el Museo Nacional de Ferrocarriles Mexicanos significa algo muy importante por la estrecha relación que la une a este recinto ubicado en el Centro Histórico de Puebla.

Y es que en 2001 realizó una residencia artística en el museo, atraída por  las posibilidades expresivas del ferrocarril y todo lo que le rodea, desde los rieles, armones y vagones hasta engranajes, tuercas canceles pistones, cargueros, remaches, escalerillas y peldaños.

“Fue un amor a primera vista, cuando vi la colección de vagones me encantó, y casi viví adentro de los trenes. Me trepaba en locomotoras y me la pasaba haciendo dibujos. Me gustó quizá porque disfruto viajar en tren y odio el avión”.

Fue en 2013 que Silvia H. González decidió hacer una donación importante de obras dedicadas al tema de los ferrocarriles como resultado de este trabajo.

“Esta exposición representa mucho para mí porque quiero a este museo. Me di cuenta del amor que pone todo el equipo comenzando por su directora (Teresa Márquez) a su trabajo”.

Parte de esta colección y obra propiedad de la artista forma parte de Trayectos, en la que los cuadros fueron realizados en los últimos diez años.

De acuerdo con José Manuel Springer, curador de la exposición,  a Silvia H. González no le gustan las retrospectivas, por lo que la idea es presentar la producción más reciente.

“Es interesante que en su pintura no hay referencias temporales, no hay una representación de arquitecturas, urbes o elementos que uno pudiera datar, lo que hay son materiales y superficies, texturas y por lo tanto es imposible decir que corresponde a una determinada fecha”.

Mencionó que las texturas tienen que ver con la tierra, la arena y el polvo, lo que da como resultado pinturas más táctiles que más que verlas, se sienten.

“Hay cuadros que hablan sobre nubes y sustancias gaseosas que hablan de la opacidad y la transparencia como otras de las cualidades de sus obras”.

Por lo tanto, dijo, esta selección de obra abarca un fecundo periodo de experimentación con la forma, la percepción visual y la exaltación de sensaciones provocadas por el color y la textura, elementos constitutivos de la pintura.

Sobre los núcleos temáticos, José Manuel Springer comentó que la sala principal abre con el apartado Materias, en donde el público verá lo importante que es tener idea de qué es el óleo y la pintura.

Luego está Contrastes, donde se aprecian las cualidades de la materia en sus tres estados (sólido, líquido y gaseoso) representados en los óleo.

En Movimiento se observa cómo la artista utiliza diferentes técnicas de dibujo para dar la sensación de movimiento, mientras que en Contrapuntos están las formas casi musicales de cómo se transmite un ritmo dentro de la pintura, a través del uso de contrastes entre blanco y color y forma pequeñas y dimensionadas.

La exposición Trayectos se inaugurará el sábado 24 de junio a las 13:00 horas en el Museo Nacional de Ferrocarriles Mexicanos ubicado en la calle 11 Norte, no. 1005, col. Centro, en la ciudad de Puebla. 

Información: CGP

Documentos

Descarga el Kit de prensa

Multimedia

Puedes descargar el audio

Leave a Reply