Ochenta veracruzanos que padecían discapacidad auditiva cambiaron su vida a partir de hoy, con el beneficio de 120 auxiliares auditivos que fueron entregados por parte del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Esta entrega la encabezó la Presidenta del organismo asistencial, Dulce María Ríos Guerrero, quien destacó que los beneficiarios provenientes de 31 municipios de distintas regiones veracruzanas tendrán una mejor calidad de vida gracias a estos apoyos.

“Hoy resultan beneficiados 32 mujeres y 48 hombres que venían padeciendo de la carencia de uno de nuestros invaluables sentidos tan esencial para poder comunicarnos. De esta manera, nos enfocamos en otorgar el apoyo necesario para compensar la carencia auditiva que les aquejaba y que tiene diferentes causas, desde factores congénitos hasta por edad avanzada”, señaló.

Asimismo, precisó que esta acción brinda una enorme satisfacción a la niñez, ya que podrán continuar sus estudios en condiciones más favorables. “Las personas vulnerables son nuestra prioridad, por eso continuaremos hasta el último día de gestión con la voluntad de ayudar a quienes viven en situación de desventaja”.

Informó que, durante casi seis años de administración, se han entregado cuatro mil 295 auxiliares auditivos a tres mil 681 beneficiarios de diferentes puntos de la geografía veracruzana.

La Presidenta del DIF estatal añadió que para ella es un honor ser parte de esta institución, y en el tiempo que queda de administración se ha propuesto concluir todas las tareas, llevando más beneficios sociales a quienes lo requieran.

Acompañada por su madre, la señora Dulce Guerrero, y la directora de Asistencia e Integración Social, Adriana Rojano Pazzi, Ríos Guerrero entregó y colocó de manera simbólica auxiliares auditivos a David Aarón Díaz Campos, Nicolás Facundo Hernández y Juana Mota.

Por su parte, Rojano Pazzi destacó que este programa tiene como objetivo fundamental mejorar la calidad de vida de todas las personas con alguna discapacidad auditiva y brindarles mejores oportunidades en su entorno social.

María Isabel Hernández Hernández, del municipio de Huatusco, fue una de las beneficiadas; su pequeña hija nació con sordera profunda, situación que le ha impedido comunicarse, y solo por señas y muecas expresa algunas cosas. “Estoy muy contenta, hoy mi hija recibió dos aparatos auditivos y va a nacer auditivamente, va a comprender lo que le diga”.

Al evento también asistieron los directores del DIF municipal de Xalapa, Adolfo Toss Capistrán, y del Centro de Rehabilitación e Inclusión Social de Veracruz (CREEVER), Nelson Pérez González.