• El EXANI II es una prueba hecha para todos, explicó José Juan Muñoz
  • El Coordinador del programa “Habilidad intelectual para el ingreso a la UV”, invitó a los jóvenes a dirigirse a la página: www.uv.mx/aspirantes
José Juan Muñoz León, coordinador del programa “Habilidad intelectual para el ingreso a la UV”

José Juan Muñoz León, coordinador del programa “Habilidad intelectual para el ingreso a la UV”

David Sandoval Rodríguez

Xalapa, Ver. 26/10/2016.- El examen que aplica la Universidad Veracruzana (UV) para el ingreso a las licenciaturas que ofrece, llamado EXANI II, no da ventaja a nadie, aseveró José Juan Muñoz León, coordinador del programa “Habilidad intelectual para el ingreso a la UV” al participar en Expo Orienta 2016 con la conferencia “EXANI-II: definición, estructura y características básicas”.

Al hablar con jóvenes provenientes de bachilleratos capitalinos y de poblaciones aledañas, el académico de la Facultad de Matemáticas se dirigió a ellos recalcando que el Examen Nacional de Ingreso a nivel Superior (EXANI) II brinda “un piso parejo para que todos vayamos a la universidad, hagamos el mejor esfuerzo posible y si obtenemos un puntaje adecuado podamos ocupar uno de los lugares en la UV”.

El examen es elaborado por el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval), A.C., que también realiza el EXANI I para ingresar al bachillerato, explicó.

El Ceneval define al EXANI II como una prueba en la que se miden habilidades y conocimientos tomando en cuenta, como única condición, haber concluido estudios de nivel medio superior; ello significa que el examen otorga la misma posibilidad de obtener un puntaje alto a todos los que han concluido estudios de bachillerato, no hay ventaja para quien cursa la preparatoria en el sistema abierto o para el que está en un bachillerato técnico o agropecuario, recalcó.

Al ser una prueba que evalúa habilidades y conocimientos, está integrado por dos partes: la primera se llama “Admisión” y la segunda “Diagnóstico”; en el caso de la UV, un grupo de sus investigadores concluyeron que en la institución solamente se evalúa la primera sección desde hace ocho años.

Con la aplicación de dicha sección se evalúa la capacidad de los aspirantes para seguir aprendiendo, “entonces no vamos a preguntar la derivada de una función ni cómo se resuelve una ecuación lineal, tampoco las reglas de acentuación”.

Aunado a lo anterior, se presentan al aspirante preguntas que medirán sus habilidades para adquirir nuevos aprendizajes, por lo tanto, reafirmó que “EXANI II es una prueba que está hecha para todos y no genera ventaja para ningún tipo de aspirante en particular”.

El examen consta de 112 preguntas, pero 12 son únicamente de control y está estructurado en cuatro secciones: Pensamiento Matemático, Pensamiento Analítico, Estructura de la Lengua y Comprensión Lectora, además el aspirante puede saber cuáles son las preguntas de control ya que están especificadas en el documento.

Recomendó a los jóvenes contestar en orden el EXANI II, ya que la estructura está diseñada para que dediquen mayor concentración y tiempo a los temas que demandan mayor pensamiento abstracto, “deberían contestarla en orden si quieren obtener el resultado más alto posible”.

Consideró que el aspecto más importante del examen es su carácter de prueba normativa, es decir, que en la UV el 82 por ciento de los aspirantes obtienen un puntaje cercano al 50 por ciento de los aciertos, ello no quiere decir que la mayoría repruebe, sino que la mayoría de los jóvenes se ubican entre 40 y 60 aciertos.

Lo que hace la diferencia entre ingresar a una licenciatura o no radica en dos variables: el número de lugares ofertados, que en carreras con mucha demanda como Medicina son escasos, y el puntaje obtenido por el aspirante en el EXANI II.

Muñoz León recordó a los jóvenes que toda la información presentada está disponible en diversas secciones del portal institucional de la UV y los invitó a analizarla para poder tomar una decisión correcta al momento de elegir una carrera.