Por su magia, gastronomía, historia, cultura y tradiciones, Papantla es reconocido a nivel nacional e internacional; cada año recibe a miles de visitantes no sólo para disfrutar de sus fiestas y la zona arqueológica, sino para conocer la riqueza de este Pueblo Mágico.

Es el sitio en el que cada año se lleva a cabo un encuentro con la cultura: Cumbre Tajín; fusionando la música, la tradición y gastronomía este festival de la identidad se ha convertido en un ícono en el país y el mundo.

Este Pueblo Mágico muestra la riqueza y atractivos del estado; un tradicional y pintoresco lugar que se distingue por su arquitectura, calles empedradas, casonas que guardan grandes historias, su sabor y olor; se ha convertido en uno de los grandes atractivos en distintos destinos de la entidad.

Ubicado en el norte de Veracruz, con olor a vainilla, es un sitio de gran arraigo de sus raíces culturales y gran belleza natural que atrae la atención de los amantes de la naturaleza y aventura. 

La zona norte de la entidad se ha convertido en un destino ideal para disfrutar durante todo el año por la completa oferta e infraestructura turística de los municipios que la componen, como sol, playa, ríos, manglares y zonas arqueológicas.

Además de bellezas naturales, cultura y gastronomía, encierra entre sus ciudades la historia y la grandeza del pasado; estas cualidades lo hicieron recuperar en 2012 la denominación de Pueblo Mágico y mantenerse como uno de los destinos más visitados por su riqueza, celebraciones y tradiciones.

Se pueden adquirir artículos elaborados a mano por los artesanos de la región a precios accesibles; también oferta la historia de sus grandes vestigios como El Tajín, ciudad prehispánica que fue designada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio Mundial.

Esta región resguarda diversos objetos relacionados con los rituales prehispánicos y rastros del juego de pelota y preserva la tradición de los Voladores de Papantla; cientos de espectadores disfrutan de la danza del volador en distintos puntos.