Veracruz, Ver., 27 de octubre de 2016.- A fin de preservar y difundir el son veracruzano de raíz cubana, el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), en coordinación con orquestas intérpretes de este género, creó un repositorio digital en el que quedaron a resguardo 90 piezas musicales escritas por soneros veracruzanos, que desde ahora forman parte del patrimonio musical como identidad del jarocho.

El repertorio tendrá acceso libre para el público a través de la página oficial del IVEC, que estará enlazada y vinculada a la página de la Fonoteca Nacional del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y podrá ser consultado vía Internet desde cualquier parte del mundo.

El son montuno es un género de música cubana heredero del son; sentó las bases para el surgimiento de la salsa en los años 70. La salsa se fundamentó en la acentuación de la síncopa, elemento común con el son montuno creado por Arsenio Rodríguez.

El desarrollo del son montuno estuvo vinculado a cantantes como Pío Leyva y Benny Moré y también a grupos como el Conjunto Casino, Roberto Faz, Machito y José Curbelo. Esto enriqueció al género con elementos de la guaracha, el mambo y el bolero.

La historia musical del son montuno, género esencialmente polirrítmico y sincopado, una tradición melódica que hermana a Veracruz con el Caribe específicamente de raíz cubana, se cimentó en tierras veracruzanas a partir de 1928 cuando se registra la entrada del Son Cuba de Marianao.

Luego de que el IVEC promovió junto con orquestas soneras locales la realización de cuatro encuentros musicales, realizados en la Plazuela de la Campana en la ciudad de Veracruz, se consideró importante la preservación de piezas musicales de autores de la entidad, por medio de la conformación de un repositorio con 90 piezas musicales con la particularidad de que son únicamente composiciones de artistas veracruzanos, entre ellos Emilio Cantarell, Juan Araujo, Pablo Peregrino y Arturo Pitalúa.

El subdirector de Desarrollo Cultural del IVEC, Oscar Hernández Beltrán, destacó que Veracruz tiene un patrimonio cultural inestimable como este cuerpo de composiciones.

“Quién no ha bailado con los grandes grupos de son montuno aquí en Veracruz. Hoy este son veracruzano sufre amenazas y las entidades de cultura públicas tenemos responsabilidad de preservar y difundir ese patrimonio cultural para las nuevas generaciones.

“Nuestra responsabilidad social, ante todos los embates de la globalización de la cultura, es tomar precauciones, guardar nuestro patrimonio cultural. Si queremos guardar la música necesitamos a los compositores a quienes agradecemos que se hayan involucrado en este proyecto, todos hicieron aportaciones”.

En la integración del repertorio participaron los grupos Son raza de bronce, Son del callejón, Son de la loma, Quinteto Mocambo, Son del 21, Son como son, Orquesta Tradicional Moscovita de la UV y los Veracruzanísimos Pregoneros del Recuerdo.

Las orquestas participantes recuperaron este material, acudieron a grabar y están en toda la libertad de imprimir sus grabaciones en forma de disco y comercializarlo, como parte del acuerdo con IVEC, “pero lo valioso es el tesoro que se consiguió armar y que queda grabado para futuras generaciones y fuera de riesgo de destrucción”, concluyó Hernández Beltrán.

En la presentación estuvieron presentes Arturo Pitalúa Álvarez, Ángel Rubén Cuellar Solín, Francisco González Clavijo y Francisco Morán Hernández.