• El periodista presentó Una historia oral de la infamia. Los ataques contra los normalistas de Ayotzinapa en la USBI Ixtaczoquitlán
  • Estuvo acompañado por uno de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos
John Gibler, Bernabé Abrajám y Oliver Coronado

John Gibler, Bernabé Abrajám y Oliver Coronado

Francisco Javier Chaín Revuelta

Ixtaczoquitlán, Ver. 14/10/2016.- El periodista John Gibler presentó en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) de la Universidad Veracruzana, Campus Ixtaczoquitlán, su libro Una historia oral de la infamia. Los ataques contra los normalistas de Ayotzinapa, que narra las agresiones del 26 de septiembre de 2014 a los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, a través de los testimonios de los sobrevivientes.

En el evento realizado el martes 11 de octubre, también estuvo Bernabé Abrajám Gaspar, padre de Adán, uno de los 43 normalistas desaparecidos, quien habló de la lucha que los familiares de los normalistas realizan desde hace dos años para que les devuelvan a sus hijos.

Gibler, autor de Tzompaxtle: La fuga de un guerrillero; Morir en México; 20 poemas para ser leídos en una balacera, y México rebelde, compartió que este caso ocurrido en Iguala, Guerrero, indigna a millones de personas en México y el mundo. Recordó que al día siguiente del suceso, autoridades guerrerenses y posteriormente del gobierno federal, se empeñaron en difundir información no confirmada o inventada para encubrir la participación de autoridades estatales y federales, a fin de culpar de una u otra forma a los estudiantes de la agresión que sufrieron.

La presentación del libro se realizó en la USBI-Ixtac

La presentación del libro se realizó en la USBI-Ixtac

Las versiones oficiales contrastan con los testimonios que Gibler recopiló en entrevistas directas con los sobrevivientes, normalistas en su mayoría, pero también con algunos integrantes del equipo de futbol Los Avispones de Chilpancingo, pues el camión en el que iban fue emboscado la misma noche y hubo 14 víctimas. Asimismo, habló con periodistas y maestros de Iguala y de Chilpancingo.

Explicó que como los ataques fueron varios, se suscitaron en diferentes puntos y en un largo lapso de tiempo, al juntar los testimonios y saber qué fue lo que vivieron, sintieron, escucharon y vieron las personas antes citadas se puede tener una mirada más profunda sobre lo que pasó esa noche.

Reiteró que desde el inicio las autoridades municipales, estatales y federales menospreciaron los hechos, pues a las 22:30 horas del 26 de septiembre de 2014 el entonces gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, declaró: “No hay balacera, Iguala está en paz”.

Agregó que este tipo de declaraciones no sorprende a nadie pues suele ocurrir que la autoridad de cualquier nivel siempre sale a despreciar: “Ése es un asunto local”, “En algo andaba”, “Algunos de los chavos están vinculados con la delincuencia” y de ahí arranca un operativo oficial de encubrimiento, que finalmente es desnudado por las voces de los testigos.

La organización del evento, moderado por Oliver Coronado, estuvo a cargo de la Dirección General de Difusión Cultural de la UV, la Universidad Veracruzana Intercultural, el Centro de Derechos Humanos Toaltepeyolo, A.C., y la USBI Ixtaczoquitlán.