Las confrontaciones internas y la necesidad de asirse a alguien son los temas de las dos coreografías con las que la compañía Laleget Danza participó por primera vez en el Encuentro de las Artes Escénicas. México Enartes.

En la IX edición de este foro que hasta el 8 de diciembre se lleva a cabo en la Ciudad de México, la agrupación de danza contemporánea, dirigida por Diego Vázquez, debutó con la presentación de False Cognate y Saudade.

El Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque abrió sus puertas a Laleget Danza y sus innovadoras propuestas de alto nivel técnico, en este caso dos obras de pequeño formato, un dueto y un solo, con las que cautivó al público.

False Cognate, pieza unipersonal de Diego Vázquez, está basada en el Concierto para piano No. 2 de Chopin y parte de las confusiones o malas interpretaciones que el ser humano llega a tener, no en el diálogo con los otros, sino consigo mismo.

El coreógrafo y bailarín explicó que esta pieza habla sobre todo de un diálogo interno y de una confrontación personal con la Biblia. Todos los papeles que forman un sendero en el escenario, dijo, “representan este camino trazado con  el que uno se siente confrontado, a veces uno lo adora, lo ama, a veces uno lo odia y quiere huir”.

Por ello, esta obra tiene un efecto muy importante, donde al momento en que el bailarín está a punto de huir, una ráfaga de viento, de hojas, lo abruman y no lo dejan ir.

Mientras que el dueto, creado e interpretado por Jairo Cruz y la bailarina francesa Sarah Matry-Guerre, está titulado Saudade, que significa nostalgia o melancolía en portugués.

Esta obra, indicó el director Diego Vázquez, aborda esa necesidad de aferrarse a alguien más para encontrar significado, cariño y aceptación. Se trata de ese “agarrarte, de asirte a algo para tener un significado o una estabilidad”.

Ambas piezas creadas en 2015, fueron seleccionadas para participar en Enartes que, de acuerdo con el director de Laleget Danza, es una gran área de oportunidad para entrar en contacto con productores, programadores y otros creadores.

Destacó que se trata de una network o red de trabajo en la que se puede conectar con una gran cantidad de gente, escuchar lo que tienen los programadores por ofrecer y también gestionar colaboraciones a nivel de coproducciones e intercambios artísticos.

Diego Vázquez indicó que para él no sólo es importante vender su obra en este tipo de encuentros, “sino que me gusta trabajar con otras personas, colaborar con las comunidades, dar talleres a los chavos, llegar a otro tipo de público”.

Y es que, dijo el bailarín y coreógrafo, a nivel personal tiene un compromiso muy importante con la divulgación de las artes, sobre todo entre las generaciones más jóvenes y saber que “gente alrededor del mundo está buscando lo mismo, me satisface y me abre muchas oportunidades”.

Tras esta presentación, Diego Vázquez se embarcará en una nueva aventura, pues la próxima semana viajará a Holanda donde realizará una residencia artística y creará un dueto con una coreógrafa de ese país que se estrenará a finales de enero.

Para el mes de abril de 2018, México volverá a gozar del arte coreográfico de la compañía Laleget Danza que, en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, presentará nuevamente el solo de False Cognate con otra pieza realizada con música de Brahms para siete bailarines.

Información: AGB

Documentos

Descarga el Kit de prensa

Multimedia

Puedes descargar el audio

Deje un comentario