• Resaltó Ángel Prado García en el V Foro de Investigación-Acción en la Prevención del Consumo de Drogas “In memoriam del Dr. Rafael Velasco Fernández”
Cartel del Foro

Cartel del Foro

Claudia Peralta Vázquez

La criminalidad en México no se asocia a la marihuana, pero sí a la cocaína, heroína, cobro de piso, secuestro y trata de personas, por lo tanto es ingenuo pensar que con su legalización disminuirá este fenómeno en nuestro país, destacó Ángel Prado García, director general adjunto de Operación y Patronato de Centros de Integración Juvenil, al asistir al V Foro de Investigación-Acción en la Prevención del Consumo de Drogas “In Memoriam del Dr. Rafael Velasco Fernández”, investigador y estudioso de este tema, quien murió el pasado 7 de agosto.

Prado García aseguró que México no está en contra de las drogas, sino de su uso indebido, toda vez que a mayor disponibilidad de la sustancia hay un mayor consumo entre los jóvenes, quienes con esta práctica pierden el 10 por ciento de su coeficiente intelectual.

“Un adolescente pone en riesgo su futuro y desarrollo”, dijo el especialista durante este evento académico inaugurado por Concepción Sánchez Rovelo, directora general del Área Académica de Ciencias de la Salud de la Universidad Veracruzana (UV), el cual tuvo lugar el pasado 7 de octubre en el Museo de Antropología de Xalapa (MAX).

Dio a conocer que, con base en la Encuesta Nacional de Adicciones de 2011, alrededor de cinco millones de jóvenes mexicanos han probado la marihuana alguna vez en la vida, y medio millón son dependientes de su consumo. Reveló que el 17 por ciento de los adolescentes que la prueban desarrollarán un problema de dependencia.

Asimismo, en los últimos cinco años se ha detectado un aumento del 60 por ciento de usuarios de Centros de Integración Juvenil por consumo de marihuana, a partir de los 12 años de edad en adelante, algunos de ellos con cuadros psicóticos.

Después de la cannabis, las drogas de mayor consumo entre estos sectores son: el clorhidrato de cocaína y la cocaína en forma de piedra (crack). Fundamentalmente, son jóvenes de secundaria y bachillerato de todos los niveles socioeconómicos quienes han probado alguna de estas sustancias.

Prado García, quien es especialista en Psiquiatría General por la Universidad del Ejército y la Fuerza Aérea, comentó que se había notado una disminución importante en el uso de disolventes, pero en los últimos meses se ha registrado un alto consumo en diversas ciudades del país, sobre todo en la capital.

“Antes uno pensaba que el consumo de inhalantes era particularidad de niños en situación de calle, pero hoy se ve en chicos de secundaria y bachillerato de cualquier clase social.”

En el estado de Veracruz, por ejemplo, señaló que los problemas fundamentales siguen siendo: alcohol, tabaco, marihuana y clorhidrato de cocaína.

Advirtió que está probado que la marihuana causa dependencia, adicción, graves afecciones pulmonares y del aparato cardiovascular, pero sobre todo en el área intelectual.

En su ponencia, Ángel Prado detalló los argumentos de ciertos grupos para favorecer su legalización, entre ellos: es mejor regular que prohibir, la marihuana causa menos daño que el alcohol y el tabaco, la separación de mercados como estrategia de prevención de riesgos, el libre desarrollo de la personalidad y respeto a los derechos humanos, marihuana como medicamento y disminución de la criminalidad.

Detalló además que desde el año 2000 a la fecha, han pasado alrededor de 20 iniciativas de ley respecto a su regulación. En una de ellas se hablaba de los fines médicos y lúdicos e instalación de Cannamex, una instancia para adquirir y distribuir cannabis. Otra ley favorecía la investigación de algunos productos de la misma como uso medicamentoso.

Al inaugurar el foro, organizado por integrantes de la Maestría en Prevención Integral del Consumo de Drogas y de la Red Veracruzana de Investigación en Adicciones (Reviva), Sánchez Rovelo resaltó que la figura de Rafael Velasco no sólo es emblemática para la UV sino para el estado y el país entero.

En presencia de la esposa del homenajeado, Esperanza Muñoz Ledo, y de sus hijas, Beatriz y Pilar Velasco Muñoz Ledo, puntualizó que con este tipo de eventos, el programa de trabajo de la actual administración universitaria reconoce que la investigación genera conocimiento y contribuye al desarrollo social, tecnológico, económico, político y cultural del país.

Asimismo, articula la docencia, la extensión de los servicios y genera conocimiento que permite renovar y mejorar los planes y programas de estudio, al tiempo de ofrecer valiosos instrumentos para lograr una vinculación efectiva con la sociedad y coadyuvar con los problemas prioritarios.

De ahí la importancia del estudio y atención de las adicciones, que es uno de los principales problemas de salud pública que se ha visto agravada ante la aparición de nuevas drogas y mercados de consumo.

Por su parte, Patricia Pavón León, directora del Instituto de Ciencias de la Salud de la UV, leyó una semblanza donde plasmó el legado y obra de Rafael Velasco, quien fue creador y maestro fundador de la Maestría en Prevención Integral del Consumo de Drogas, y pionero en los estudios de la psicología.

A dicho evento asistió Xóchitl de San Jorge Cárdenas, coordinadora de Reviva, y Paulina Beverido Sustaeta, coordinadora de la Maestría en Prevención Integral del Consumo de Drogas.

También destacó la presencia de Silvia Ortiz León, jefa del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Silvia Cruz Martín del Campo, investigadora del Departamento de Farmacobiología del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), sede Sur, y Jorge Sánchez Mejorada, coordinador de Especialidades Médicas de la UV.