Acayucan, Ver., 20 de octubre de 2016.- Derivado de los permanentes operativos de Cero Tolerancia, personal de la Dirección General de Transporte del Estado (DGTE), en coordinación con la Policía Estatal y el gobierno de este municipio, supervisa que las unidades en sus diferentes modalidades cumplan con las condiciones de seguridad que establece la Ley.

El objetivo es garantizar que el transporte público de la región proporcione un servicio seguro y de calidad, cumpla con las condiciones físico-mecánicas y no ponga en riesgo la integridad de la población; también se revisa que la documentación de la unidad y del conductor se encuentre vigente.

Los altos de inspección son permanentes en todo el estado y buscan combatir y eliminar las malas prácticas; en el caso de taxis, para evitar que presten servicio en una jurisdicción distinta a la asignada o que realicen el servicio de colectivo.

En el tema del transporte mixto rural, se verifica que los vehículos cumplan con las normas de seguridad para las personas usuarias y que cuenten con documentación y póliza de seguro.