• La socia del despacho Gaeta Springall Arquitectos ofreció una conferencia invitada por la UV
La arquitecta Luby Springall

La arquitecta Luby Springall

Francisco Javier Chaín Revuelta

Córdoba, Ver.13/10/2016.- En el marco del Día del Arquitecto, Luby Springall, socia directora de Gaeta Springall Arquitectos, ofreció una conferencia en el Teatro “Pedro Díaz”, invitada por el Colegio de Arquitectos y con patrocinio de la Universidad Veracruzana (UV), el ayuntamiento y empresas del ramo.

El jueves 6 de octubre, Renata Mollinedo Martínez, egresada de la UV y presidenta del Colegio de Arquitectos de Córdoba y Orizaba, A.C., leyó la semblanza de la arquitecta y artista plástica, para lo cual enlistó reconocimientos, bienales ganadas, obras, medallas y premios nacionales e internacionales obtenidos a lo largo de 30 años.

Ante un auditorio en el que destacó la presencia de estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la UV, Springall dijo en su conferencia que la arquitectura ofrece diferentes formas de entender la vida.

Empezó con la reflexión de que cada experiencia conmovedora de la arquitectura es multisensorial, y que las calidades del espacio, la materia y escala se miden con los sentidos. En este punto advirtió que hoy todo se hace a través de pantallas, lo cual tiene pros y contras.

Springall denunció que la sociedad actual padece “ocularcentrismo” y dijo que con los “no-lugares de la globalización se han perdido las tradiciones y toda la arquitectura se hace parecida; hemos sido seducidos por arquitecturas especulativas, sin duda interesantes, pero copiadas, sin estudiarlas ni saber de qué se trata”.

Para ella, el camino a seguir es el de la arquitectura que conmueve, “la que a uno lo hace entender el mundo y nuestra posición dentro de él”. Por eso, destacó, es indispensable escuchar siempre a quienes van a vivir y usar los edificios.

La arquitecta habló sobre el proceso creativo y dijo que las ideas salen también de las manos, con el dibujo y escultura a mano; recomendó regresar a lo manual, no abusar de las fotos sino sentarse en el lugar a dibujar la escena y con las manos trabajar la materia (barro por ejemplo), creando pequeñas formas sin idea preconcebida.

Mostró en diapositivas parte de sus obras, entre las que destacó su propia casa y despacho, la casa de un actor, una casa en Tehuacán, Puebla, otra en la Ciudad de México, un edificio para desarrolladores en un terreno complejo, edificios de viviendas en Cancún y en Monterrey.

Luby Springall hizo un paréntesis para comentar que ella participa “en los concursos serios”, como los convocados por el Archivo General de la Nación, uno que se realiza en Montevideo, Uruguay, el pabellón de la Feria de Milán, otro en Lima, el Museo del Papalote en Ixtapalapa, el Mercado de la Merced, el Instituto Nacional Electoral, el Infonavit y el memorial de las víctimas de la violencia.

Asimismo, mostró y explicó profusamente algunas de sus obras representativas: cultura y arquitectura efímera con el Pabellón de México; la 14º Bienal de Venecia; de arquitectura y paisaje con obras de casas y oficinas; de religión y sociedad con la Catedral de Celaya; del memorial a las víctimas de la violencia en el Bosque de Chapultepec; de escala urbana con un par de torres en Santa Fe.