• El académico de la Facultad de Ciencias Agrícolas, adscrita al Área Académica Biológico-Agropecuarias, recibió el Premio al Decano 2017

Gustavo Celestino Ortiz Ceballos destacó su interés por trabajar con productores de la entidad

Karina de la Paz Reyes Díaz

Xalapa, Ver., 18/05/2017.- Gustavo Celestino Ortiz Ceballos,  académico de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Veracruzana (UV) región Xalapa, recibió una de las más honrosas distinciones que otorga esta casa de estudio, el Premio al Decano 2017, en el Área Académica Biológico-Agropecuaria.

El reconocimiento fue otorgado por las autoridades universitarias el 15 de mayo, en la ceremonia por el Día del Maestro que se desarrolló en el Auditorio “Alfonso Medellín Zenil” del Museo de Antropología de Xalapa.

Al respecto, Gustavo Celestino Ortiz expresó estar doblemente satisfecho, en primera instancia porque durante más de 25 años ha realizado actividades de vinculación universitaria con “mucha pasión y amor”, y a eso le atribuyó la distinción universitaria que recibió.

“Desde que egresé del Colegio me dediqué a la docencia y a la investigación. Cuando éste fue cerrado tuve la oportunidad de incorporarme a la Universidad Veracruzana y para mí representó una oportunidad para continuar mi trabajo de investigación, docencia y vinculación con productores. En ese sentido, no pude haber entrado a otra institución mejor que la Veracruzana, sobre todo para mantener esa vinculación con productores, que es lo que siempre me ha interesado”, relató.

El director general del Área Académica Biológico-Agropecuaria, Domingo Canales Espinosa, leyó la semblanza del galardonado y destacó que es egresado del Colegio Superior de Agricultura Tropical, con sede en Tabasco; posteriormente realizó sus estudios de maestría y doctorado en el Colegio de Posgraduados.

Su trayectoria, dijo, se caracteriza por realizar actividades de docencia, investigación, tutorías, gestión y vinculación en distintas entidades universitarias, así como con el sector social, público y privado.

Destacó su activa participación en los posgrados del Instituto de Biotecnología y Ecología Aplicada y en el programa de Ciencias Agropecuarias de la Facultad de Ciencias Agrícolas.

Subrayó su importante trabajo colaborativo con investigadores de otras instituciones, tales como la Universidad Autónoma de Chapingo, Instituto Nacional de Ecología, Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, y el Colegio de Posgraduados, entre otras.

En la elaboración de proyectos de investigación para la obtención de financiamiento externo, particularmente del Fondo Institucional de Fomento Regional para el Desarrollo Científico, Tecnológico e Innovación, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

Gustavo Ortiz Ceballos ha trabajodo con productores de la región de Perote, de Xalapa y sobre todo de las comunidades cafetaleras del centro de Veracruz, donde actualmente lidera un proyecto junto con el académico José Luis Martínez Rodríguez.

Para el galardonado, el Premio al Decano de la UV es una distinción que reconoce el trabajo de un maestro, pero a él le implica una gran responsabilidad. “Yo tengo el compromiso de dejar siempre en alto la imagen de la Universidad a donde vaya”, destacó.

Consideró un privilegio ser parte de la UV, pues se trata de una entidad donde convergen muchas ideas y opiniones en torno a un tema, y hay libertad para interaccionar y confrontar puntos de vista, lo que permite retroalimentar el trabajo que cada académico-investigador desarrolla.

“Lo hacemos a nombre de la Universidad, poner en alto el nombre de la UV es un compromiso que siempre hemos tenido y que seguiremos manteniendo”, insistió Ortiz Ceballos.

En la actualidad el universitario es representante institucional e investigador titular del Centro Nacional de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico del Café, en el que participan más de 12 instituciones del país vinculadas con el sector cafetalero.

Anteriormente, de 2006 a 2015, fue director de la Facultad de Ciencias Agrícolas, periodo en el que se obtuvo la acreditación y reacreditación del programa educativo de Ingeniero Agrónomo y se creó la Maestría en Ciencias Agropecuarias y el Doctorado multisede en Ciencias Agropecuarias.