• Integrantes de la UV, de la UAEM y la UAT participaron en el Coloquio Nacional sobre Modelos Educativos Universitarios
Jorge Octavio Ocharán destacó los logros de la herramienta virtual CAArdex

Jorge Octavio Ocharán destacó los logros de la herramienta virtual CAArdex

Claudia Peralta Vázquez

Xalapa, Ver. 11/10/2016.- Especialistas de las universidades autónomas del Estado de Morelos (UAEM) y Tlaxcala (UAT), y de la Veracruzana (UV), compartieron cómo la incorporación de herramientas tecnológicas dinamiza los procesos educativos en sus respectivas instituciones, al participar en la Mesa 2.1 “Recursos pedagógicos” del Coloquio Nacional sobre Modelos Educativos Universitarios, desarrollado del 5 al 7 de octubre en la USBI-Xalapa.

La reflexión en torno a la política internacional de incorporación de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) a la educación y a los modelos educativos, se realizó el miércoles 5 de octubre.

Por parte de la UV participó Jorge Octavio Ocharán Hernández, quien colabora en el Centro de Autoacceso de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) Xalapa, quien habló del sistema web CAArdex y explicó que surgió en 2012 como una tecnología de apoyo a la asesoría y seguimiento del aprendizaje autónomo de lenguas, y con el fin de administrar la información y avance programático de usuarios de dicho centro.

El maestro en Ingeniería de Software por la UV, destacó que la implementación de modalidades no convencionales y virtuales como CAArdex ha representado un costo extra; sin embargo, la tecnología es una herramienta esencial para llevar a la realidad este modelo a los alumnos de esta casa de estudio.

A cuatro años de su creación, este sistema tiene un registro de alrededor de 10 mil inscripciones de estudiantes en los idiomas Inglés y Francés. Precisó que CAArdex consta de tres componentes: asesores, recepción y coordinación, donde son empleadas tecnologías de software libre para ahorrar costos.

Recordó que a raíz de la incorporación de los distintos programas educativos (PE) al Modelo a Educativo Integral y Flexible (MEIF) –en el año 2000– se buscó que el alumno, dentro de su área de formación básica, desarrollara competencias del pensamiento crítico-creativo, computación básica, lectura y redacción, así como lingüísticas, en este caso el idioma inglés.

En este sentido surgió el Centro de Autoacceso USBI-Xalapa, uno de los más grandes del país, dedicado a la enseñanza-aprendizaje de lenguas extranjeras en modalidad autónoma. Se propuso que todos los Centros de Idiomas de la UV contaran con un espacio similar.

En un principio la particularidad era atender estudiantes de esta área básica de inglés que llegaran a tener un nivel promedio de aprendizaje y comprensión del idioma, de acuerdo al marco común de referencia europeo.

“El joven llega mediante una ruta de trabajo, practica con materiales y tiene la guía de un asesor con quien se da una retroalimentación, puede acudir en los días y horario que le convenga.”

El logro fue flexibilizar la oferta del idioma inglés y darle un enfoque mayor a la autonomía. Dicho espacio también ha ido de la mano de avances tecnológicos, desde grabadoras, videocaseteras hasta equipo de cómputo.

El funcionamiento del Centro de Autoacceso USBI-Xalapa requiere un seguimiento programático del estudiante y conforme se incorporaron más PE al MEIF se incrementó la demanda de clases de inglés.

Expertos de diversas universidades del país participaron en la Mesa 2.1 “Recursos pedagógicos”

Expertos de diversas universidades del país participaron en la Mesa 2.1 “Recursos pedagógicos”

Por ello creció en cuanto a matrícula y el registro de este avance se llevaba de manera manual con ciertos formatos. “Con la explosión en la cantidad de usuarios este esquema resultó inoperante”.

De ahí la importancia de la creación de CAArdex como una herramienta tecnológica para llevar a cabo esta tarea.

Actualmente, en el Centro de Autoacceso USBI-Xalapa existe una matrícula de aproximadamente mil 500 alumnos y 10 asesores, precisó.

En la misma mesa, Maribel Castillo Díaz, de la UAEM, habló de la formación multimodal en esta institución, lo que ha generado que 23 PE de nivel superior –de 14 unidades académicas– hicieran uso de 259 espacios virtuales.

A la fecha se tienen más de 200 prototipos generados de materias híbridas y virtuales.

Entre los retos del sistema mencionó: la resistencia del cambio cultural y el miedo a lo desconocido, tanto de profesores como de estudiantes; la falta de recursos financieros, humanos y materiales, así como de una normatividad a nivel nacional.

Por parte de la UV también intervino Juan Carlos Jiménez Márquez, director de Desarrollo Informático de Apoyo Académico, quien expuso lo referente a la plataforma EMINUS, que es un sistema de administración de ambientes flexibles de aprendizaje.

Dicha herramienta permite presentar y distribuir contenidos educativos, brindando la posibilidad de contar con un “campus digital” para la comunicación y colaboración sin límite de tiempo y distancia.

Informó que en el periodo febrero-junio 2016, se registraron 49 mil usuarios, de los cuales 47 mil son estudiantes y dos mil académicos.

Iliana García Cameras, de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, mostró a los asistentes la plataforma curricular para la elaboración de diseño y rediseños de planes y PE con base en el modelo educativo “UACJ 2020”.

Posteriormente, Johana Xolocotzi Peña, de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, se abocó al “Acompañamiento del aprendizaje universitario mediante medios electrónicos.

La Mesa 2.1 “Recursos pedagógicos”, fue moderada por Alberto Ramírez Martinell, del Instituto de Investigaciones en Educación de la UV.