Alumnos de las facultades de Psicología, Pedagogía y Contaduría y Administración participaron en el proyecto

Alumnos de las facultades de Psicología, Pedagogía y Contaduría y Administración participaron en el proyecto

  • Participaron 600 voluntarios, seis mil 31 niños y cuatro mil hogares
  • Colaboraron alumnos de las facultades de Psicología, Pedagogía y Contaduría y Administración de la UV, así como de la Benemérita Escuela Normal Veracruzana y organizaciones de la sociedad civil
  • Existe una correlación importante entre un buen nivel socioeconómico y buenos resultados en la evaluación, apuntó Samana Vergara-Lope Tristán, académica de la Facultad de Psicología

David Sandoval Rodríguez

Xalapa, Ver., 18/05/2017.- En la Facultad de Pedagogía de la Universidad Veracruzana (UV), el jueves 18 de mayo se presentaron los resultados del proyecto, que inició en 2014, Medición Independiente de Aprendizajes (MIA), y que responde a la pregunta “¿Cuántos niños, niñas y jóvenes de entre cinco y 16 años de edad en Veracruz saben leer y hacer operaciones matemáticas básicas?

En el proyecto participan la Universidad Veracruzana (UV) y el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) Unidad Golfo y comprendió a Veracruz y México.

Al respecto, Rocío Liliana González Guerrero, directora de la Facultad de Pedagogía, comentó que se mantendrá la comunicación y el trabajo en conjunto, dado que existe la disposición de participar en propuestas y proyectos.

Explicó que los resultados servirán para la toma de decisiones y que al proyecto se han sumado estudiantes como voluntarios para la aplicación del instrumento, por lo que hizo mención especial al involucramiento de los universitarios.

“Ha sido muy importante la participación de nuestros estudiantes ya que se da un acercamiento a una evaluación independiente que permite obtener datos sobre una realidad de las comunidades y las ciudades.”

En la inauguración se contó con la presencia de estudiantes y académicos de la Facultad de Psicología, personal de la Dirección General de Vinculación, de la Universidad Pedagógica Veracruzana, la Universidad Pedagógica Nacional y del Consejo Estatal de la Población (Coespo).

Samana Vergara-Lope Tristán, académica de la Facultad de Psicología e integrante del Cuerpo Académico (CA) Investigación y Desarrollo Tecnológico en Psicología, fue la responsable de presentar los resultados y destacó que es la primera ocasión que se exponen en Pedagogía.

Se encuestaron a seis mil 31 niños en los 21 distritos electorales

Se encuestaron a seis mil 31 niños en los 21 distritos electorales

Con este evento inició la fase de difusión de los resultados obtenidos en el estado de Veracruz al 2016, a lo que la investigadora comentó que la intención es dar a conocer la información a los ciudadanos, estudiantes, docentes, investigadores, autoridades municipales y educativas del estado “con la intención de despertar el interés en la generación de propuestas de intervención a la problemática identificada y causas que la originan”.

Detalló que MIA utiliza una metodología desarrollada en India hace más de una década y ha sido aplicada en 12 países a nivel mundial, siendo México el primer país de América Latina que adopta esta metodología.

“MIA es un proyecto de investigación colaborativa que busca saber si los niños y niñas saben leer y hacer operaciones aritméticas básicas, es organizado por el CIESAS y la UV, así como decenas de organizaciones de la sociedad civil e instituciones de educación superior que lo hacen posible”, puntualizó.

En 2016 participaron mil 976 voluntarios a nivel nacional, registrando Veracruz la mayor cantidad con 600, encuestando a seis mil 31 un niños de 21 distritos rurales, mixtos y urbanos. En Xalapa colaboraron alumnos de las facultades de Psicología, Pedagogía y Contaduría y Administración, así como de la Benemérita Escuela Normal Veracruzana (BENV).

“Ampliamos el conocimiento sobre lo que está pasando en este peldaño: no están pasando nuestros niños este nivel tan básico y los resultados brindan información externa, informativa y válida que se construye de manera participativa, garantiza la transparencia en su aplicación y resultados y brinda una forma de evaluación alternativa a las pruebas estandarizadas”, agregó.

La muestra analizada estuvo compuesta por cuatro mil 268 hogares, 50 por ciento de ellos en zonas urbanas, reflejando que, a nivel estatal, 97.9 por ciento de los niños asisten a la escuela, 71 por ciento de las madres son quienes atienden a los voluntarios.

Entre los resultados significativos mencionó que existe un mayor porcentaje de niñas que responden correctamente, no obstante señaló que se evidencia una correlación entre el nivel socioeconómico con los resultados obtenidos por niños y niñas, es decir, que a mayor nivel, mejor resultado.

Otra evidencia es la correlación existente entre aquellos que usan teléfonos móviles y computadoras con buenos resultados, y en la misma tendencia aquellos que estudian o hablan una lengua extranjera, a diferencia de aquellos infantes que hablan una lengua indígena.

La evaluación mostró que tres de cada siete niños de tercero de primaria (43 por ciento), uno de cada cuatro (25 por ciento) y uno de cada ocho en segundo de secundaria, no pueden responder preguntas de comprensión.

Asimismo, aproximadamente uno de cada tres (31 por ciento) niños en tercero de primaria y uno de cada seis niños (15 por ciento) en quinto de primaria, no pueden leer historias con el nivel de dificultad que presenta la prueba.

En cuanto a las operaciones matemáticas, explicó que uno de cada dos niños de tercero de primaria (51 por ciento), no pueden resolver la operación matemática que se les presenta; a lo que se suma el 37 por ciento de los niños de quinto de primaria, es decir, tres de cada ocho y el 25 por ciento de los niños en segundo de secundaria, es decir, uno de cada cuatro.

En el caso de los problemas matemáticos a evaluar, el 74 por ciento de los niños en quinto de primaria, es decir, tres de cada cuatro, no pueden resolverlos; y en segundo de primaria, cinco de cada nueve, es decir el 55 por ciento no responden adecuadamente.

Entre los factores externos individuales que reflejó la medición, comentó que casi el 53 por ciento presentó al menos un problema psiquiátrico, de acuerdo con sus padres, siendo el primer lugar la respuesta: “Casi nunca juega con otros niños”.

El 66 por ciento de los niños dijeron que no hay bibliotecas en su localidad, pero 80 por ciento de ellos nunca ha asistido a una; otro índice importante fue que el 44 por ciento de ellos han sido víctimas de un suceso de violencia en la calle o en la escuela, destacando un 27 por ciento a quienes han robado, lo que refleja una problemática que se debe atender.

Las presentaciones de los resultados continuarán el 23 de mayo en Orizaba y en la Universidad Veracruzana Intercultural (UVI), sede Grandes Montañas; el día 30 en Coatzacoalcos y el 31 en la localidad de Huazuntlán, el 12 de junio en Ixhuatlán y el 14 del mismo mes en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) de Córdoba.