La presidenta del DIF estatal, Dulce María Ríos Guerrero, recorrió las instalaciones del organismo asistencial y saludó al personal de cada una de las áreas, sumándose a la labor de la instancia en una etapa que, dijo, “será corta, pero intensa de trabajo”.

Acompañada por la directora general Astrid Elias Mansur, entregó reconocimientos a los enlaces del Programa de Donación Altruista de Sangre de Repetición, a quienes agradeció su labor en las distintas dependencias del Gobierno del Estado, así como su voluntad de sumarse al padrón de donadores que, a lo largo de la administración, respondieron a cada llamado de ayuda.

Niños, niñas, adultos mayores, madres y padres de familia fueron los mil 914 pacientes que recibieron la ayuda de los héroes anónimos que donaron su sangre para salvar o mejorar una vida y que, a través de pláticas de sensibilización de las que estuvo a cargo el DIF estatal, replicaron a otros la importancia de regalar vida.

A la fecha, mil 676 donadores están inscritos en el padrón, sentando las bases de una cultura de donación de sangre de repetición de manera altruista que nunca antes se había logrado en Veracruz, razón por la cual el DIF estatal agradeció y reconoció a los voluntarios.