En México, el 10.2 por ciento de la población tiene 60 años o más y se espera que para el 2050 uno de cada cuatro mexicanos será adulto mayor, situación que incrementa las condiciones de vulnerabilidad y el riesgo de padecer enfermedades infectocontagiosas, crónicas no transmisibles, discapacidades y accidentes, que exigen la disponibilidad de servicios complejos, especializados y de alto costo.

Ante este panorama, la Secretaría de Salud coordina la Semana de Salud para Gente Grande 2016: Para una Vejez Activa y Saludable, que se lleva a cabo a nivel nacional en todas las unidades médicas del Sistema Nacional de Salud, con el apoyo de asociaciones civiles y organizaciones no gubernamentales.

La Semana de Salud para Gente Grande que se realiza del 24 al 30 de octubre, tiene como eje principal la prevención de patologías, por lo que las acciones primordiales son: detección de depresión y alteraciones de la memoria, prevención de caídas, incontinencia urinaria, riesgo de fracturas por osteoporosis y crecimiento prostático benigno (hiperplasia prostática benigna), entre otras.

Asimismo, se efectúan platicas educativas e informativas por profesionales médicos orientadas a fomentar en los adultos mayores y familiares el conocimiento sobre los riesgos de salud más frecuentes, su prevención y control.

Los temas que se abordan son: vacunación, nutrición, salud bucal, ejercicios para el cuidado de la salud, diabetes mellitus, hipertensión arterial, obesidad, tuberculosis pulmonar, osteoporosis, cáncer cérvico uterino y de mama en la mujer y, crecimiento prostático benigno.

También se entrega la Cartilla Nacional de Salud a quienes no cuenten con ella, se les explica la importancia de este documento en el autocuidado de la salud y se realiza consejería por medio de visitas domiciliarias.

La experiencia obtenida de las semanas de salud, que se realizan desde 2002, corrobora que la suma de esfuerzos institucionales y el compromiso de todos los prestadores de servicios de salud, crea una ventana de oportunidad de bienestar y desarrollo para la persona adulta mayor.