• Se realizó la Jornada de Actualización “Ética en investigación”, con la participación de Ruy Pérez Tamayo y la directora ejecutiva de la Comisión Nacional de Bioética, Erika Salinas de la Torre
  • Se trata de un esfuerzo colaborativo de institutos y facultades
Ruy Pérez Tamayo, investigador emérito de la UNAM, inició la Jornada de Actualización “Ética en investigación” en la UV

Ruy Pérez Tamayo, investigador emérito de la UNAM, inició la Jornada de Actualización “Ética en investigación” en la UV

David Sandoval Rodríguez

Xalapa, Ver. 24/10/2016.- La Universidad Veracruzana (UV) promueve el diálogo entre académicos, estudiantes y sociedad en general sobre los principios éticos que deben normar el quehacer institucional, como se constata con la realización de la Jornada de Actualización “Ética en investigación”, celebrada el lunes 24 de octubre en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) de la Universidad Veracruzana (UV).

Al inaugurar formalmente el evento, coordinado por la Dirección General de Investigaciones (DGI), el Instituto de Salud Pública (ISP), la Facultad de Psicología y el Instituto de Ciencias de la Salud (ICS), Leticia Rodríguez Audirac, secretaria Académica de la UV, calificó de relevante que este grupo de entidades académicas “participe en la construcción de un espacio en el cual sea posible establecer un conjunto de principios sobre los cuales normar el quehacer científico pero también el quehacer de una universidad”.

Señaló que el evento forma parte de un conjunto de acciones imprescindibles para la promoción de un diálogo entre académicos, estudiantes y sociedad en general, “que al mismo tiempo es idóneo para la difusión de resultados y para el impulso de una investigación con pertinencia social”.
Esta inquietud por los problemas éticos en la docencia no es nueva, recordó, desde tiempo atrás se ha discutido la responsabilidad moral de los científicos, acerca del sentido y uso que le dan a sus investigaciones y a la forma de llevarlas a cabo.

“En una institución como la UV el quehacer científico está articulado con la investigación, la difusión y la docencia; debemos impulsar espacios de diálogo como éste para discutir y construir nuestras propias orientaciones sobre la ética en el quehacer universitario”, apuntó la Secretaria Académica en su mensaje que fue transmitido por videoconferencia a las cuatro regiones universitarias.
Rodríguez Audirac reiteró su reconocimiento al esfuerzo de las distintas entidades universitarias y su colaboración para generar este espacio de diálogo.
María José García Oramas, presidenta del Comité de Ética en Investigación de la Facultad de Psicología y Coordinadora de la Unidad de Género de la UV, consideró como fundamental la realización de la jornada, “queremos impulsar los comités de ética y poner en la mesa la temática de la ética y la investigación, que nos parece fundamental, no sólo en las ciencias de la salud sino en otras áreas del conocimiento relacionadas”.

Asimismo agradeció la iniciativa del director del ISP, Gabriel Riande Juárez, quien estableció un vínculo con la Comisión Nacional de Bioética, ya que forma parte del comité de bioética estatal y es representante de la máxima casa de estudio en el mismo.

Destacó además la presencia del investigador emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ruy Pérez Tamayo, y de la representante de la Comisión Nacional de Bioética, Erika Judith Salinas de la Torre. “El tema de la bioética es fundamental en nuestro trabajo”, recalcó García Oramas.

Por su parte, Salinas de la Torre, titular de la Dirección Ejecutiva de la Comisión Nacional de Bioética, agradeció a los directivos universitarios por la invitación y reconoció que el intercambio interinstitucional es trascendente para arraigar la práctica de una conducta ética en investigación y el desarrollo de la bioética en México.

Después de la inauguración, Ruy Pérez Tamayo, jefe de la Unidad de Investigación Médica Experimental de la Facultad de Medicina de la UNAM, dictó la conferencia magistral “Ética e investigación científica”.
Dijo que los filósofos de la Grecia clásica como Platón proponían deliberar siguiendo a la razón y no a los sentimientos, pensando por cuenta propia, sin hacer caso de las opiniones de la mayoría.

“Sócrates, el padre de la ética, enseñó con su muerte que es peor cometer el mal que recibirlo; el verdadero mal es aquel que nosotros hacemos, no el que se hace en contra nuestra, porque el mal que nosotros hacemos daña nuestra psique”, explicó.

La ética también nos puede salvar de las inclemencias de la moral, continuó, “porque nacemos en una sociedad con una moral que no elegimos y vivimos la vida con una moral prestada; aprendemos que no se dicen ciertas cosas en público y no se hacen tales o cuales cosas, uno tiene que obedecer; la ética nos salva de ser uno más del montón y nos lleva a pensar por cuenta propia, para seguir normas propias, la ética nos salva de la moral, es necesario ser inmorales si se quiere ser ético”.