• Los jóvenes artistas difunden la música para voz y piano desde el siglo XIX hasta la actualidad, de compositores europeos y latinoamericanos

Karina de la Paz Reyes Díaz

18/01/2018, Xalapa, Ver.- La inquietud por realizar actividades más allá de la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana (UV), derivó en que Fabrizzio Vargas Saavedra y Mariela Flores Gómez integraran el Dúo Vargas-Flores, cuyo principal objetivo es difundir la música para voz y piano desde el siglo XIX hasta la actualidad, de compositores no sólo europeos sino latinoamericanos.

Para Fabrizzio, quien siendo estudiante ganó el 1º Concurso Nacional de Piano de la Universidad de Guadalajara y el 9º Concurso Nacional de Jóvenes Pianistas “Parnassós” –donde obtuvo el tercer y segundo lugar, respectivamente– el arte en general, pero sobre todo la música, genera seres sensibles.

“La sensibilidad genera empatía con el otro; la empatía hace que estés más consciente de las necesidades de otras personas, no ser egoísta, entre otras cosas”, dijo Fabrizzio, quien ha sido solista de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes.

La idea del dúo parte del propósito de trazar una línea entre las primeras muestras de repertorio para voz con acompañamiento, pero donde éste es tan importante como aquélla; “antes era una línea melódica acompañada”, explicó Mariela, ganadora del Premio Estatal de la Juventud 2017.

“Al menos como pianista, estando en la Facultad de Música tienes el sueño de ser concertista y solista en todos lados; obviamente conforme pasan los años uno va siendo más realista de que es algo muy difícil y ni siquiera los más grandes lo hacen. También te das cuenta de que estar con el instrumento no es lo único. Lo más importante es hacer música.”

Mariela compartió un poco de la intimidad del dúo, pues a pesar de que sus gustos no son afines, el trabajo en conjunto fluye para bien: “Estoy súper enamorada del repertorio del siglo XVII y él (Fabrizzio) está más para acá, por eso a veces los ensayos son una ensalada de opiniones, aún así me siento cómoda al trabajar juntos; a veces es difícil que (al trabajar con un músico) un comentario no lo tome a mal o personal”.

Los recién egresados –en junio de 2017– imparten clases de música, y en el caso de Mariela desde hace seis años lo hace en El Taller, Centro de Formación y Producción Artística para Niños y Jóvenes con Discapacidad.

Este espacio y la convivencia le ha permitido desarrollar su apertura y capacidad de asombro: “Los chicos no tienen filtros y te dicen las cosas tal cual son; además, son el doble de sensibles, entonces, si alguno está triste o molesto u otra de las emociones que podemos tener humanamente, lo que los acompaña casi siempre es la música, y no hay alumno que no le guste la música. Es una conexión muy importante con las emociones y con el yo”.

El Dúo Vargas-Flores se ha presentado en la Casa de la Cultura de Córdoba; en el Festival Nuntempa, que organiza el Trío Chopin de la UV, y en este año tendrán su primer concierto precisamente en El Taller, el viernes 19 de enero a las 20:00 horas.

El concierto lleva por título Si mis versos tuvieran alas, verso de Víctor Hugo, porque el repertorio que presentarán en esta ocasión va de la mano de la poesía.

El programa empezará con los principales exponentes de lied alemán –término que hace referencia a una canción lírica breve, cuya letra es un poema al que se ha puesto música y escrita para voz solista y acompañamiento, generalmente piano–; enseguida, un divertido ciclo del compositor y director Leonard Bernstein, y concluirá con una sección en español de obras mexicanas y argentinas. Los jóvenes adelantaron que habrá algunas sorpresas.

Para conocer la ubicación de El Taller y la cuota de recuperación, consultar https://www.facebook.com/events/145192956184624/