Catarsis
Por Elsa de León A
04 de noviembre de 2016

En estos tiempos, todos nos sentimos dueños de la verdad.

Unos mejores que otros. Unos más informados que otros. Unos más inteligentes que otros.

Pero la realidad, mi realidad, es que observo que estamos en una crisis de valores a nivel general y mundial; que lo que sucede aquí, sucede en cualquier parte del mundo, y que ahora más que nunca, la mercadotecnia se ha adueñado de nuestras vidas.

La tecnología se ha posesionado de nuestras vidas, y muchas de nuestras decisiones, lo que sentimos, lo que supuestamente sabemos, lo basamos en la información que tomamos de los nuevos canales de comunicación, más eficientes, más rápidos, más universales.

Quienes hemos vivido de la comunicación, sabemos que la información es poder. Pero como todo en la vida, hay niveles, calidades, nuevos conocimientos, técnicas, que no todos quienes se dedican a la comunicación dominan convenientemente.

Me explico, que alguien escriba, no necesariamente quiere decir que lo hace bien y correctamente; que alguien diga que tiene doctorado en economía, no necesariamente implica que sabe manejar bien las finanzas, como es el caso del ex Gobernador de Veracruz, el-gordo-con-k.

Y ahí todos nos vamos con la finta. Que alguien de repente tenga una exclusiva, no es garantía de que las va a tener siempre o va a ser dueño de la verdad absoluta. Puede que un día le pegue y puede que otro día no. Finalmente, como todas las profesiones, la gente hace lo que le gusta y si le gusta, le pone pasión, y si le pone pasión, lo hará bien, y si lo hace bien, obtendrá reconocimiento, y si tiene ética, profesionalismo, respeto por sí mismo y por los demás, entonces ofrecerá buenos resultados.

Pero soñar no cuesta nada. Y la realidad supera a la ficción.

Hoy el Estado de Veracruz está en llamas y todos hemos contribuido al fuego con un soplidito. Quizá siendo permisivos, no hablando a tiempo, con sarcasmo, no aplicando lo que sabemos hacer. De mil maneras. Ahora los valores están tergiversados. Y creo que la cosa viene peor. Todos nos tornamos en expertos y sobre todo en jueces, situación que está llevando al periodismo a la pérdida de objetividad.

Hoy hay grupos, grupos que se llevan, grupos que se pelean, grupos que tienen interés o intereses. Lo importante sería trabajar por Veracruz. Con ética y responsabilidad.

Veracruz es un abanico de pluralidad y tenemos que lograr que todos, todos, estén lo mejor que se pueda. Debemos abandonar prácticas nocivas de hacer política y no permitir que ese tipo de política se siga haciendo. Mejor solicitemos proyectos específicos y viables, planes de desarrollo, manejo responsable de los recursos. Vigilemos y no nos hagamos cómplices porque, aunque no participemos, si sabemos algo y lo ocultamos, nos convertimos en cómplices.

Veracruz nos necesita a todos. Necesita personas responsables, con ética y valores. Urgen proyectos que desarrollen el estado para que la gente que está más amolada pueda vivir dignamente.

Ya no más maestros, doctores, con títulos pero sin conocimientos. Mejor personas reconocidas y éticas.

Sus comentarios por favor a: [email protected]